• conexiónsur

Andes se movilizó en contra de la minería


Pese a que la secretaría de Minas del departamento suspendió la audiencia pública que tenía prevista para este jueves 24 de marzo en el municipio de Andes en el marco de los trámites de las propuestas de contrato de concesión minera en el territorio; decenas de ciudadanos de Andes, Jardín, Hispania, Támesis, Jericó, Betania y de los Resguardos Indígenas Kamata Rúa y Dojuro, se dieron cita para manifestar su voz de protesta ante las pretensiones de desarrollar labores de exploración y explotación por parte de multinacionales mineras.


Consignas, pancartas e intervenciones de líderes y campesinos marcan esta jornada en la que se desarrolla además un Cabildo Comunitario en el que participará la Mesa Ambiental de Andes, MEAMA, el Cinturón Occidental Ambiental, COA, y Alianza Suroeste para definir acciones futuras de defensa del patrimonio natural del territorio.


Jaime Arbeláez, exalcalde y líder ambiental de Andes, se mostró complacido con el apoyo recibido por los habitantes del Suroeste y alertó que los dirigentes políticos han venido quitando el poder de la participación ciudadana para favorecer la actividad extractiva. “La consulta popular ya no rige para esto, a los concejos municipales los obligan a no legislar sobre los usos del suelo, la autonomía territorial que concede la ley 388 la echan por el piso, pero el pueblo tiene que seguirse manifestando. Lo que vemos hoy en Andes con el apoyo de nuestros pueblos hermanos, seguimos fortaleciendo el sentido de pertenencia por el Suroeste”.



La movilización social, surgió ante la intención de la secretaría de Minas del departamento de Antioquia de entregar mediante solicitudes de título minero, 36 títulos que se extienden por más de 200 kilómetros cuadrados en los municipios de Andes, Jericó, Betania y Jardín. Dichos títulos se ubican incluso en territorios indígenas, vulnerando según sus líderes, la autonomía territorial. “Nuestros territorios tienen una forma de gobierno, somos un pueblo ancestral y nuestros abuelos han protegido los recursos naturales. Para nosotros lo que hay debajo de la tierra no se toca, a la madre tierra no se toca, se respeta”. Afirmó Emilse Panchí, secretaria de Gobierno del Resguardo Indígena Karmata Rúa – Cristianía.

A esta acción colectiva se unieron habitantes y líderes de otras localidades, la presencia de ambientalistas de Jericó, municipio que viene desde hace más de 10 años haciéndole frente a una multinacional minera que ya adelanta incluso inversiones en el ámbito público, asistieron a esta convocatoria para dar a conocer toda la experiencia en la defensa del patrimonio natural. Jaime Ramírez Cano, manifestó que el Suroeste está en la mira de las multinacionales y del gobierno nacional para convertirlo en Distrito minero. “Debemos apoyar lo que se está haciendo en Andes, no queremos minería en el Suroeste y Jericó, lastimosamente, es el laboratorio. Nosotros estamos en esta lucha porque lo que queremos para las futuras generaciones es que tengan agua, comida y dignidad”.


La magnitud de estos anuncios es tal, que la actividad minera ancestral que se desarrolla en el corregimiento Santa Rita se ve también amenazada con estos títulos, por eso integrantes de la Mesa Minero Ambiental de esta zona de Andes se mostraron en contra de las políticas mineras gubernamentales que desde el punto de vista de Edilbert Valdés Marín, presidente de esta organización, persiguen al pequeño minero, pero son complacientes con las multinacionales. “Somos conscientes de las injusticias que vienen cometiendo el gobierno nacional con su política minera, a los pequeños mineros nos persiguen para acabarnos y no estamos de acuerdo con que las grandes empresas mineras lleguen aquí a llevarse nuestros recursos. Nosotros solo pedimos capacitación y formalización”.


Movimientos ambientales del municipio de Andes, han manifestado que con la presencia minera habría afectaciones directas de las estrellas hídricas de Paramillo en La Mesenia, La Secreta en la Quebrada Arriba, Los Chorros en Tapartó, La Nevera en San José, La Argentina en Buenos Aires, La Laguna, Itaca y El Culumpio en San Agustín, zonas que le proporcionan agua a más de 80 acueductos veredales, cinco centros poblados y a la cabecera municipal. “La minería nos afecta a todos, flora, fauna y el patrimonio hídrico, las titulaciones están en áreas de reserva forestal, áreas que ha comprado el municipio con sus propios recursos. Hay zonas como La Mesenia en donde hay una reserva importante con una fauna única de esa región como el Olinguito, un pequeño mamífero que solo se encuentra en esa área y en Ecuador”. Finalizó acotando Jaime Arbeláez.


Durante el cabildo comunitario se abordó el tema del ordenamiento territorial y la necesidad de mantener la tradición campesina, agrícola y turística de la subregión.


Las noticias del Suroeste antioqueño están en Conexión Sur.


900 visualizaciones0 comentarios