• conexiónsur

Autoridades presentaron balance de afectaciones tras creciente de la quebrada La Chaparrala


Tras las visitas y demás acciones de seguimiento por parte de las autoridades de rescate que pertenecen al Consejo Municipal de Gestión del Riesgo tras la emergencia generada por la avenida torrencial de la quebrada La Chaparrala en el municipio de Andes hacia las 3:30 de la mañana de este martes 15 de noviembre, el comandante del Cuerpo de Bomberos Gonzalo Correa fue el encargado de revelar las afectaciones generadas.


Una vez se tuvo información de la emergencia fue necesario adelantar evacuaciones de habitantes del corregimiento La Chaparrala, así como de sectores de la zona urbana como El Hoyo y El Molino. En el censo se establece que cinco viviendas sufrieron inundaciones, una más en Santa Teresa quedó en riesgo, mientras que una casa quedó semidestruida cerca de un estadero de la zona que también se vio afectado. Cinco viviendas de la comunidad indígena asentada en la vereda La Piedra también se vieron afectadas.


Según el reporte la creciente arrasó con las mangueras que servían para la toma de agua de algunos abastos veredales y de paso afectó las bocatomas del sistema de acueducto urbano lo que llevó a la suspensión del servicio desde la mañana.


Finalmente, se dio a conocer que tres puentes colgantes se vieron afectados. Unidades del Cuerpo de Bomberos de Andes contabilizaron 50 minutos desde que se informó de la creciente en la vereda La Piedra hasta su paso por la zona urbana de Andes, información que es sumamente relevante para establecer acciones de evacuación efectivas.


Según el IDEAM en lo que queda de este mes de noviembre las lluvias se intensificarán por lo menos un 40% por lo que se hace indispensable adelantar acciones de prevención finalizó indicando el capitán Correa, “al interior de las comunidades se deben generar unos sistemas de alertas tempranas, debemos organizarnos con líneas telefónicas puesto que nuestra capacidad de respuesta se dificulta en esas zonas rurales alejadas del área urbana. Se deben realizar además un plan de evacuación en el que se retiren hacia las partes altas”.


El comandante desmintió además los audios que circulan vía WhatsApp en los que se afirma que existe un taponamiento de la quebrada, toda vez que tras la visita de unidades de bomberos se corroboró que el caudal fluye con normalidad e invitó a quienes hace estas aseveraciones a no alertar a la comunidad.


Las noticias del Suroeste antioqueño están en Conexión Sur.




1958 visualizaciones0 comentarios