top of page
  • conexiónsur

Primeras acciones de pavimentación de la vía a Buenos Aires ponen en apuros a la comunidad



Las comunidades rurales de Antioquia han tenido que afrontar las dificultades que consigo traen las intensas lluvias que no dan tregua en el territorio. Una acción tan sencilla para cualquier otro como llegar o salir de casa, se convierte en una verdadera odisea con las vías terciarias que se vinieron a menos a raíz de la temporada invernal, y que seguro, empeorarán, pues en materia climática el Instituto de Estudios Ambientales y Meteorológicos -IDEAM- pronostica para la región andina del país un primer trimestre bastante lluvioso.


Pero existe una comunidad que ha tenido que afrontar las duras y las maduras: Buenos Aires, en Andes, Antioquia. Al prolongado cierre del puente de La Bodega y las precarias condiciones de todas sus vías de acceso, se suma el inicio de obras de pavimentación de la vía principal que coincidió con el evidente recrudecimiento de las lluvias de inicio de 2023, lo que viene provocando que en varios puntos el acondicionamiento de terrenos convierta la vía en una pista resbaladiza por la que es difícil pasar, incluso caminando.


Solo esta semana nuestro medio de comunicación ha recibido siete solicitudes de divulgación de una cruda realidad, lodazales insondables. La comunidad acompaña sus denuncias de fotografías y vídeos en los que se aprecia como los buses de escalera se "encunetan" y deben ser halados por la maquinaria amarilla que adelanta las labores con el fin ya expuesto.


"Desde la vereda Abejorral hasta La Valenzuela, o incluso, hasta el centro poblado del corregimiento, se cuentan numerosos lodazales que hacen imposible un tránsito seguro por la vía", expresó uno de los habitantes del sector que solicitó la divulgación de la citada situación, pero que prefirió no revelar su identidad.

Además de comunicación expedita, los habitantes de este corregimiento, aunque agradecidos con el proyecto, piden acciones complementarias como por ejemplo la disposición de material que genere adherencia de los vehículos al terreno -o de ser posible- reparación de las vías alternas, como por ejemplo, la que le comunica con el municipio de Jericó, a donde aseguran que la chiva no va hace casi dos semanas ante la imposibilidad de superar la loma del Alto de La Raya.


¿Qué se puede hacer al respecto? Alternativas hay. Tras la ventilación de esta situación en el informativo radial de este viernes 13 de enero, el ingeniero civil Diego Martínez Arango, profesional de amplia experiencia en Antioquia en materia de infraestructura vial, adujo que el pedido de la comunidad es sensato.


"Emplear material de afirmado es posible siempre y cuando se conforme la banca de acuerdo a la rasante establecida en el diseño; siendo, eso sí, muy necesarios los drenajes(...) Con la explanación, lo que se hace es conformar la banca que soportará la estructura de pavimento, y una vez la subrasante tenga las pendientes y ancho establecidos en el diseño y en las obras transversales se comienza con la instalación de la estructura de pavimento. Lo que es necesario es ir dando un manejo provisional a las aguas", precisó el ingeniero".

Como en ocasiones anteriores, Conexión Sur ha intentado comunicarse con los contratistas de las obras de pavimentación, recibiendo la respuesta habitual: "La información la entrega exclusivamente la secretaría de Infraestructura Física de la Gobernación de Antioquia", dependencia que probablemente, al ser requerida por nuestro medio, esbozará lo bueno y pedirá de lo que ya poco hay: paciencia... argumentando que la temporada invernal, como la de hace 20, años o 10 o 3, ha sido la más dura de todos los tiempos.


Conexión Sur, al servicio de la comunidad.



1736 visualizaciones0 comentarios
bottom of page