top of page
  • conexiónsur

Cerca de 8 mil millones de pesos le adeudan las EPS al hospital San Rafael de Andes, asegura el gerente de la entidad




La crisis de la salud en Colombia no solo parece acentuarse cada día que pasa, sino que afecta a los hospitales con mayor necesidad de recursos y que, lamentablemente, suelen ser aquellos de primer nivel, lo que es casi lo mismo que decir que son los hospitales de los 1.101 municipios de Colombia.

 

El hospital San Rafael de Andes no escapa de este predicamento y es así como su actual gerente, Carlos Alberto Arroyave Zuluaga, asegura que brindar servicios de calidad a la población y pagar la nómina del personal (que mensualmente oscila alrededor de los 790 millones de pesos), es un verdadero reto. “Una EPS en los últimos 8 meses, ha pagado solo 3 meses. Hacemos milagros para cumplir muchas cosas, pero obviamente se afectan los compromisos que tenemos. Nos deben $7.800 millones de los cuales $3.500 millones están como cartera catastrófica o de difícil recuperación”. Reveló el directivo.

 

Aseguró el gerente que la reforma a la salud es más que necesaria, pues la mayoría de los hospitales subsisten por los recursos directos que gira el Estado a través de la Administradora de Recursos para el Sistema General de Salud -ADRES- y no precisamente por lo que pagan las EPS. “La reforma es indiscutible, yo creo que los recursos los debe manejar el Estado, porque vemos que hoy los hospitales subsisten por los giros directos, es decir, por lo que paga el ADRES mes a mes, si no fuera por eso no habría hospital en ninguna parte”.

 

El ingreso del pago de una EPS recientemente al hospital, permite que por ahora la cuenta esté saldada con los 139 empleados que tiene el hospital en su planta médica, administrativa y de servicios. “Nosotros tenemos contratación directa con los empleados, no manejamos ni sindicatos de gremios, ni intermediación, ni cooperativas. Las personas en una 99% tienen algún tipo de vinculación y unos pocos están por prestación de servicios porque la planta de cargo no los tiene y los necesitamos. Por cada millón de pesos de salario, pagamos otro millón de pesos por componentes prestacionales y no prestacionales”. Aseguró Arroyave.

 

Pese a la difícil situación financiera, el gerente afirmó que muy pronto se ofrecerán servicios de urología, ortopedia, medicina interna, psiquiatría, pediatría y ginecobstetricia, inicialmente de forma periódica y con posibilidad de ser más frecuente, lo que dependerá de la agenda y del pago a tiempo de las EPS.


Conexión Sur, conectados con las noticias.




369 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page