• conexiónsur

Inicia liquidación de delosAndes Cooperativa




Lo que desde noviembre de 2019 venía siendo objeto de temor constante entre los caficultores asociados a delosAndes cooperativa, se convirtió en una cruda realidad este martes 15 de marzo. La Superintendencia de Economía Solidaria hizo pública la resolución radicada el pasado jueves, donde promulga el inicio del proceso de liquidación de la que, en otrora, fuese la cooperativa de caficultores más próspera de todo el país.


Como lo indica en el documento, este organismo estatal amparado en el artículo 36 de la Ley 454 de 1998, ordenó la visita de inspección a la mencionada entidad de economía solidaria en 2019 con el objeto de verificar las irregularidades en materia de riesgo de crédito, operativo y auditoría financiera, proceso que avanzó por un periodo de dos años a la cabeza del agente especial Alejandro Revollo Rueda, quien estuvo en ejercicio de sus funciones hasta el pasado domingo 6 de marzo.


La decisión por parte de la entidad de adelantar procesos jurídicos con los asociados que no entregaron su café a futuro, motivó al denominado Grupo por la Unidad Cafetera a hacer un plantón frente a las oficinas administrativas en Andes el pasado sábado 12 de marzo para buscar mecanismos de concertación, pero a la vez, para exigir el salvamento de por lo menos 11 mil millones de pesos en nuevos aportes, pues a luz de dicho colectivo, la ausencia de una respuesta y la ejecución de dichos procesos eran indicios suficientes de liquidación de la entidad, destino que en septiembre planteó como posibilidad el propio Revollo Rueda durante las reuniones informativas con los asociados:


“Aún en la hipótesis de que la deuda desapareciera y no hubiera pérdidas, sin café, no hay objeto social, lo que es causal de disolución y liquidación de las personas jurídicas (…) sino cumplimos, no resistimos”.

Tal pedido generó debate entre los productores, pues para muchos asociados, a la pérdida de los aportes sociales depositados por años como producto de la venta de café a la entidad, no podía sumarse el dejar de aprovechar la oportunidad de vender el producto de su cosecha en 2021 a precios que doblaban la cifra a la que habían convenido la entrega de la producción en los contratos de café a futuro.


“La caficultura así es inviable. Entregar el café a futuro es tirarnos a un charco con las manos amarradas porque la producción en 2021 disminuye por lo menos en un 50% y además el precio de los insumos está por las nubes”, dijo el productor Carlos Enrique Restrepo, caficultor de Andes.


El fin de un grande de la economía solidaria cafetera


El proceso de liquidación pone fin a una cooperativa cafetera que según la reunión informativa realizada en Andes el 21 de enero de 2018, donde se socializó la gestión realizada en 2017, logró comercializar 43 millones de kilos de café pergamino secó, llegando a ventas totales que superaron los 497 mil sacos de café. Ese mismo año el volumen de ventas en los almacenes de provisión agropecuaria fue de 61,639 millones de pesos y se reportó una inversión de 8,270 millones de pesos en programas financiados gracias a la prima Fairtrade -Comercio Justo- entre 2015 y 2017.


Fotografía de la reunión informativa en Andes de la gestión de 2017, realizada el 21 de enero de 2018.
Fotografía de la reunión informativa en Andes de la gestión de 2017, realizada el 21 de enero de 2018.

Tales réditos hicieron que, al menos en ese momento, la que aún se conoce como la Cooperativa de Caficultores de Andes, fuera considerada una de las empresas más sólidas y productivas del país en materia de economía solidaria dentro del gremio cafetero, situación que se vino al traste en el año 2018, según lo reveló Alejandro Revollo Rueda, con un endeudamiento que giraba alrededor de los 180 mil millones de pesos.


“En la cooperativa se ocultaron los resultados obtenidos en 2018. Eso no se reflejó en los estados financieros. Las pérdidas fueron superiores a los 103,265 millones de pesos, lo que afectó el patrimonio de la empresa dejándolo en un valor negativo de menos 17,503 millones de pesos. Las causas fueron las operaciones de especulación que generaron pérdidas por 88 mil millones de pesos, producto de no haber hecho coberturas sobre operaciones de compras de café a futuros en Colombia y en el exterior. Sumado a una deuda financiera por más de 45 millones de dólares y una cartera de 29,836 millones de pesos, donde 4,724 millones eran cartera vencida”, preció en la reunión informativa de septiembre el agente especial.



¿Qué pasará ahora?


La Superintendencia de Economía Solidaria fijó un año como plazo para llevar a cabo la liquidación forzosa administrativa, tiempo prorrogable en caso de ser solicitado por José William Valencia Peña, designado como agente liquidador, y que, según anunció en comunicado el Comité Departamental de Cafeteros de Antioquia, tendrá reunión con el director ejecutivo Álvaro Jaramillo Guzmán en los próximos días.


“El Comité de Cafeteros de Antioquia está a la espera de un encuentro con el liquidador designado, para conocer los detalles de la decisión. Igualmente pondrá a su disposición el acompañamiento institucional, con el propósito de procurar un proceso tranquilo y lo menos traumático posible para los caficultores y asociados de la región”.

Agrega el comunicado que “la Federación Nacional de Cafeteros dispondrá, cuando así se requiera, las acciones necesarias para preservar la Garantía de Compra de Café en los municipios del radio de acción de la Cooperativa, una vez el liquidador defina que la entidad cese la prestación de este servicio”.


En el perfil en Facebook de la cooperativa, decenas de personas expresan su dolor, frustración y asombro en la sección de comentarios de la publicación del Acto Administrativo expedido por la Superintendencia de Economía Solidaria:


"Aquí mueren los sueños de muchos que, con gran esfuerzo, apoyamos día a día la construcción de esta cooperativa".

"Muy lamentable que los municipios más cafeteros del departamento se queden sin una Cooperativa que regule y respalde los precios ante los particulares".

"Se pusieron a loquear en el mercado de futuros NYC y de un momento a otro perdieron creo más de 15 millones de USD. Lección. En café se pierden fortunas en segundos".

En el artículo 15 de la Resolución, sin embargo, se abre la posibilidad de apelar al recurso de reposición.


En declaraciones a la prensa, Alexander Taborda Álvarez, vocero del Grupo por la Unidad Cafetera, lamentó esta decisión:


"Recibimos con profunda tristeza esta decisión después de dos años de intervención. Hoy son más de 3,500 familias las que pierden su cooperativa, una historia que comenzó a construirse en 1961. Más de 180 personas se quedan sin empleo y todo es incertidumbre. No queda más que preguntarle al gobierno Nacional, a la Superintendencia y la institucionalidad cafetera, qué viene para estas familias que pierden una empresa que ha sido la insignia del cooperativismo cafetero en Antioquia.


El próximo viernes 18 de marzo se hará el pronunciamiento por parte del agente liquidador, de quien se espera, socialice los pasos a seguir.


Las noticias del #SuroesteAntioqueño están en #ConexiónSur.




3390 visualizaciones0 comentarios