top of page
  • conexiónsur

Crítica situación de orden público en Betulia, Salgar y Anzá



Las extorsiones, amenzas, desplazamientos y homicidios parecen haberse recrudecido en los municipios de la provincia del Pendersico, en el Suroeste antioqueño.


A las denuncias hechas por agricultores de los municipios de Betulia y Anzá en los últimos días, se sumaron cuatro homicidios entre el domingo 30 y el lunes 31 de julio en Concordia y Salgar.


Según información de las autoridades judiciales, en hechos que tendrían relación con presuntos ajustes de cuentas para el control del comercio de estupefacientes, el domingo se registraron tres muertes selectivas en diferentes puntos, una en el corregimiento Peñalisa, otra en el corregimiento El Concilio y finalmente una en el corregimiento La Clara, donde además una persona resultó herida.


A los anteriores, se suma un cuarto homicidio en la vereda Llanaditas, en inmediaciones entre Concordia y Salgar, donde sujetsoa rmados arribaron a la placa polideportiva de la vereda para dar muerte a una mujer del sector y nuevamente pintaron paredes en fincas de la zona.


Esos, como tal, han sido los delitos de las últimas horas; pero días atrás campesinos de Betuliá y Anzá dieron a conocer que vienen siendo víctimas de extorsión por parte de grupos al margen de la ley.


Según información develada por los afectados, el pasado lunes 24 de julio fueron citados por quienes se identificaron como integrantes de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia -AGC- quienes les informaron de la exigencia de pago de $50.000°° por cada carga de café vendida. El informe detalla que la reunión se llevó a cabo en la escuela de la de vereda Monteredondo a las 10:00 a. m. y también hubo un segundo encuentro en la vereda Choclina, del municipio de Anzá, cerca a Altamira, corregimiento de Betulia.


Una de las personas citadas reveló al medio Caracol Radio, que, en la reunión, los integrantes del citado grupo subversivo, además de exigir el listado de los trabajadores que lleguen a cada finca para la cosecha cafetera que se avecina, deberán cancelar la suma anteriormente mencionada.


“Entre las advertencias, nos indican que hay que pagar 50 mil pesos por carga de café vendida. Que hay que ir sí o sí a los convites de los arreglos de carretera y para el que no vaya la multa es de 2 millones de pesos, y que, sí es frecuente la no asistencia, ellos dicen que van a matar a unos dos o tres campesinos para que los demás cojan escarmiento. Los jóvenes se están viendo muy acosados por esa gente porque les están diciendo que ellos deben estar en los grupos armados, o sea el reclutamiento forzado que llaman”, precisó la fuente informativa.


Pese a que las autoridades han realizado consejos de seguridad, las amenazas siguen siendo latentes en la zona, al punto que muchos han debido abandonar sus fincas y buscar nuevos destinos en otras partes.


“Amenazan a los finqueros para que abandonen y entreguen las tierras cafeteras de estos municipios. Les dicen que se tienen que ir, porque si no ellos ya saben qué es lo que les pasa. Amenazan con la familia, con los hijos y les dan uno o dos días para que salgan”, reveló otra víctima al medio de comunicación mencionado.


“Están cogiendo mucha fuerza en el municipio, no solamente en el municipio de Betulia, sino en el municipio de Concordia, a este municipio ya están llegando también a establecer rutas patrullando y diciendo que ellos se van a quedar allá y muchos campesinos han denunciado, están allí están allá y no pasa nada”, agregó el denunciante, que por razones de seguridad optó por reservar la identidad al citado medio de comunicación.


A las denuncias del campesinado se suman también las presuntas extorsiones a contratistas del municipio. Aseguran que obras como placahuellas en varios sectores quedan inconclusas por el temor de sufrir algún tipo de retaliación.


“Necesitamos saber el Estado que va a hacer con nosotros porque nosotros somos los que trabajamos la tierra y en Medellín no sabemos hacer más nada... y por el contrario los grupos armados nos sacan de allá”, precisó el denunciante, a la par que espera que las autoridades recuperen el control de la zona, pues asegura que la ausencia de uniformados en la ruralidad, ha hecho que estos grupos funjan como inspectores de policía, dirimiendo conflictos que se generan en la comunidad bajo amenazas y no hay autoridad alguna que se atreva a intervenir.


Aunque sobre el tema puntual no ha habido pronunciamiento por parte de las autoridades departamentales encargadas de la seguridad y orden público, el secretario de Seguridad y Justicia de la Gobernación de Antioquia, Oswaldo Zapata, aseguró que en el marco del programa "Presencia Total", se han logrado 20 capturas a miembros del Clan del Golfo durante el mes de julio, intervenciones que han sido de carácter judicial, otras, producto de la coordinación con el Ejército Nacional y resultados que se han dado en flagrancia.


Agrega el comunicado que "las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) han sufrido una afectación con un aproximado de $1.000 millones a sus finanzas criminales, además de la incautación de cuatro armas de fuego, municiones, motocicletas e información valiosa para el esclarecimiento de 10 homicidios atribuidos a esta organización en tres subregiones de Antioquia".


Por su parte, el coronel Carlos Andrés Martínez, comandante Policía de Antioquia, destacó que “este año se resalta por parte de la Policía Nacional, una de las capturas más importantes en el departamento: la de alias “Marcos”, quien es reseñado como “cabecilla principal de la subestructura Jorge Iván Arboleda Garcés, perteneciente a las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC)”.


Las noticias del #SuroesteAntioqueño están en #ConexiónSur.





688 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page