Nuevo rifirrafe entre la alcaldía de Jericó y la minera Quebradona

El rifirrafe entre la Minera Quebradona y la alcaldía de Jericó continúa. El alcalde Jorge Andrés Pérez Hernández llegó este lunes 8 de julio acompañado de autoridades y campesinos del corregimiento de Palocabildo hasta la finca El Chaquiro, para comprobar las denuncias de la población que apuntaban a que la multinacional había instalado plataformas de perforación pese al acuerdo municipal que prohíbe esta práctica. “Nosotros una semana atrás recibimos un oficio firmado por habitantes de la comunidad en la que nos advertían que la multinacional estaba haciendo actividades en el territorio. Esta mañana llegamos hasta esta finca para verificar y precisamente evidenciamos que hay una plataforma, hay un taladro que está haciendo perforaciones. Eso está completamente prohibido por el Acuerdo 010 de 2018” afirmó el mandatario local.

Según los líderes ambientales de Jericó, la minera africana está desconociendo además un acta que firmó el pasado 13 de mayo de 2019, junto con el alcalde y la Personera Municipal, en la que se comprometió a suspender todas las actividades de exploración hasta el pronunciamiento que debe emitir el Tribunal Administrativo de Antioquia sobre la validez del Acuerdo 010. Durante la inspección hecha por el mandatario, se presentó un espacio de conversación con funcionarios de la multinacional que negaron que las labores fueran de exploración y que estás acciones corresponden a muestras de suelo. “Hablamos con algunos funcionarios de la multinacional que llegaron luego de nuestra visita, ellos alegan que no son actividades de exploración, que son muestras suelo que están tomando, pero lo que vemos es una plataforma activa y un taladro haciendo perforaciones, según empleados de la multinacional apuntan a que estas son de una profundidad de 1.700 metros”. Acotó Pérez Hernández.

Para el diputado Norman Correa, irrespetar este acuerdo municipal viola las disposiciones locales respecto a la prohibición de la minería en este territorio. “Pasar por encima de un acuerdo municipal vigente es ir en contra de la ley, por más que sea un acuerdo del orden municipal funge con principio de legalidad, está vigente y es ley para las partes que actúan en el territorio del municipio de Jericó”.

Habitantes que llegaron hasta el lugar de los hechos, manifestaron su molestia por esta acción de la multinacional que consideran que fragmenta cualquier relación de confianza. “Nosotros estamos inconformes desde que montaron esta plataforma porque es ilegal. En días pasados se leyó un acta, la firmaron funcionarios de la empresa minera, el alcalde y la personera, donde quedaba muy claro que no se realizaba ninguna actividad minera hasta que el Tribunal se pronunciara. Y ahora vienen como quien dice, lo que diga la empresa se hace por encima del que sea”.

En entrevista con el periódico El Colombiano, un representante de la multinacional afirmó que los temores que hoy tiene la población del Suroeste antioqueño respecto a esta práctica obedecen en gran medida al “desconocimiento de lo que es la minería sostenible y bien hecha”. Agregando además respecto al acuerdo municipal que. “La norma es clarísima: el subsuelo es del Estado. Si bien no desconocemos la jurisdicción que tiene la alcaldía, sí creemos que no tienen la autoridad para decir si se puede o no explotar el subsuelo. La posición que tiene la Alcaldía de Jericó es que nosotros estamos realizando actividades ilegales. Nuestra actividad es totalmente lícita y válida, nos amparan nuestros títulos y permisos. El acuerdo 10, vigente, es una copia del acuerdo 9 que ya fue declarado inválido por el Tribunal Administrativo de Antioquia”.

Por lo pronto, los actores inmersos en este conflicto se encuentran a la espera de la decisión que frente al acuerdo municipal tome el Tribunal Administrativo de Antioquia, veredicto que seguramente motivará nuevas acciones legales de parte y parte.

Las noticias del Suroeste antioqueño están en Conexión Sur.

Deja un comentario