Mujeres de Andes conmemoraron el Día Internacional de la No Violencia de Género

Mujeres del municipio de Andes y del Resguardo Indígena Karmata Rua se encontraron en el parque principal para de manera simbólica conmemorar el día internacional de la eliminación de la violencia contra las mujeres. Un llamado que, según Berenice Ramírez, integrante de la Corporación Mujeres en Acción por Andes, se hace necesario ante los persistentes casos de maltrato que siguen teniendo lugar en nuestra sociedad. “Hoy más que nunca es prudente hoy más que nunca decir ¡basta ya de violencia contra la mujer! Porque nosotras somos los pilares de la sociedad y tenemos que hacernos respetar y valorar”.

Cuando se habla de todos los tipos violencia se suele pensar que esta solo proviene de los hombres, sin embargo, también hay una configuración de violencia proveniente de las mismas mujeres, ante esta situación Ramírez, propone la sororidad, un término que se refiere a la hermandad entre mujeres con respecto a las cuestiones sociales de género. “Algunas mujeres no valoran a la otra, no hay sororidad, pero estamos en esa conquista porque es importante que nosotras nos respetemos y nos veamos como iguales y no como rivales. Esa es una lucha en la que hemos venido ganando”.

Mujeres del Resguardo Indígena Karmata Rua participaron de la actividad.

Consuelo Bedoya Román, de la Asociación Subregional de Mujeres y de la organización Vamos Mujer, indicó que, pese a los avances en materia de sensibilización, la violencia contra las mujeres en Andes se sigue presentando, dada la naturalización de estas conductas. “Todavía vemos violencias en contra de las mujeres, algunas de ellas han normalizado este tipo de práctica, y el llamado es a que no creamos que estos comportamientos son normales”.

Precisamente en este sentido se pronunció Berenice, que estableció que los casos de prohibiciones en el hogar por parte de los hombres se han venido habituando por lo que se hace necesario avanzar en el reconocimiento de los derechos. “Hay mujeres que dicen ‘mi esposo no me deja salir, no me deja ir a la reunión, y es muy triste que una mujer permita esto, por ello es necesario ahondar en nuestros derechos”.

El 25 de noviembre se conmemora este día producto de la convocatoria iniciada por el movimiento feminista latinoamericano en 1981 en conmemoración de la fecha en la que fueron asesinadas, en 1960, las tres hermanas Mirabal (Patria, Minerva y María Teresa), en República Dominicana.

Las noticias del Suroeste antioqueño están en Conexión Sur.

Deja un comentario