La casa que se transforma en museo religioso en Semana Santa

Desde hace seis años el artista andino Luis Guillermo Arteaga Restrepo transforma su vivienda para que, a modo de museo, sirva de escenario de apreciación de la iconografía religiosa que toma protagonismo para la Semana Santa. En esta ocasión es posible encontrar allí varias piezas artísticas distribuidas en cuatro salas de exhibición. “Yo lo denomino como ‘El Carnaval Litúrgico’, donde las imágenes dejan sus vestimentas humildes para engalanarse con un estilo mucho más lujoso (…) que heredamos de la tradición andaluz de España y que impacta por su belleza a quienes lo aprecian”, dice con firmeza Luis Guillermo, un hombre de amplia experiencia en lo que respecta a ornamentación religiosa, pues no solo ha estudiado bastante sobre el tema sino que solía encargarse de organizar  las escenas de varios actos culmen de la Semana Mayor en Andes, municipio que se caracteriza en el Suroeste antioqueño precisamente por el alto grado estético en las procesiones y demás eventos litúrgicos.

La exposición cuenta con cinco pasos: La Dolorosa, La Virgen de la Alegría, La Piedad, La Magdalena y San Juan Evangelista. Además, se pueden apreciar 14 estandartes con la técnica de oleo sobre lienzo, compuestos por una colección de representaciones pictóricas de los que se conocen en el pueblo católico como los Siete Dolores de la Virgen María, seis insignias de la Pasión de Cristo, una obra al Santísimo y cuatro obras pictóricas más. “Sin ánimo de vanidad, pero muchas de las personas que aprecian las obras que dispongo en el museo, se sienten tan conmovidas que no pueden contener las lágrimas, desarrollan el síndrome de Stendhal”, una condición psicosomática que causa furor e incluso alucinaciones en personas expuestas a obras de arte, principalmente cuando éstas tienen un alto grado de belleza.

La exposición puede apreciarse entre las 8:00 a.m. y las 12:00 m. y de 2:00 p.m. a 7:30 p.m. Luis Guillermo no cobra el ingreso, asegura que es algo que no le genera ánimo de lucro, sino más bien el deseo de compartir su amor por un trabajo con el que rinde un homenaje a la pasión, muerte y resurrección de Cristo. Su casa se ubica en la calle Restrepo Escobar, contiguo a la Ciudadela Educativa y Cultural Mario Aramburo Restrepo.

Con la colaboración de Daniel Castañeda Londoño.

Las noticias del Suroeste antioqueño están en Conexión Sur.

 

Deja un comentario