Comunidad indígena de Karmata Rua preocupada por amenazas

Una serie de advertencias en contra de habitantes y líderes del gobierno indígena del Resguardo Karmata Rua, motivaron el encuentro de diferentes autoridades con sus pobladores para buscar estrategias que garanticen la vida y la autonomía de esta comunidad.

Al encuentro, al que fueron citados diferentes actores políticos, garantes de derechos humanos y de control, asistieron el comandante del Batallón de Infantería N° 11 Cacique Nutibara, la secretaria de gobierno de Jardín, representantes de la Organización Nacional Indígena de Colombia –ONIC-, funcionarios de la gobernación de Antioquia y líderes del resguardo, en el que se adquirieron importantes compromisos para hacerle frente a esta situación.

El gobernador del resguardo, José Norberto Tascón, lamentó la ausencia de organismos como la Defensoría del Pueblo, la Fiscalía, la Procuraduría, los personeros de los municipios de Andes y Jardín y la Policía, al tiempo que dio a conocer la situación que vienen enfrentando en su población. “Estamos preocupados por todas las cosas que nos vienen pasando tanto al interior como alrededor del resguardo. Pudimos pedirle al coronel del Batallón de Infantería N° 11 Cacique Nutibara, tal como nos ordena la Constitución en el artículo 246, que nosotros como autoridades indígenas podemos coordinar en cierto momento podemos pedir el acompañamiento de las autoridades, en este caso judiciales, solicitamos entonces que el batallón esté frecuentemente en el resguardo y que puedan acampar en el territorio”.

La alcaldía de Jardín se comprometió por su parte a través de la secretaria de gobierno, Patricia Jaramillo, a realizar encuentros de seguridad de manera mensual para evaluar de manera constante los avances de las acciones a las que haya lugar en estos casos, según informó el gobernador. “se comprometió en hacer cada mes actividades de consejo de seguridad para realizarlo directamente en el resguardo con las entidades del Estados y con la ONIC lograremos divulgar todos los atropellos y las amenazas que hemos tenido en resguardo y de las pérdidas humanas”.

En 2018, dos personas integrantes de este resguardo han sido asesinadas en la vía principal hacia el municipio de Jardín, aspecto que también preocupa a la Organización Nacional Indígena por la sistematicidad de estos hechos no sólo en esta comunidad, sino también en otros resguardos del país, en el que según Diana Quigua el tráfico de drogas se convirtió en el detonante y la justificación de estos hechos. “Desde la Consejería de Derechos de los Pueblos Indígenas hemos identificado que hay un incremento de circulación de drogas en los territorios indígenas y de redes de microtráfico al interior de los mismos, esto es preocupante porque hace parte de una estrategia para desestructurar la forma de gobierno de los pueblos indígenas y además trae situaciones de violencia que terminan por profundizar y agudizar más la situación de los pueblos que viven en medio de diferentes grupos armados”.

Para la abogada, es necesario iniciar prontamente labores de prevención en el consumo de drogas y tratar esta problemática como un asunto de salud pública. “Hay que hacer un ejercicio muy serio de prevención del consumo, pero también obviamente de la venta que se hace en el territorio (…) partimos de reconocer que hay personas que están en el mundo de las drogas sin desconocer que esto es una situación de salud que tiene que afrontar el Estado como una enfermedad de salud pública”.

Conexión Sur habló además con un habitante del resguardo que se mostró preocupado por las amenazas que se presentan contra los habitantes de Karmata Rúa. “Nosotros como indígenas queremos pedirle a la fuerza pública que nos brinden seguridad a este territorio, lo que estamos viviendo es muy grave porque en otras comunidades indígenas han pasado casos de masacres, desapariciones (…) por eso pedimos que haya control de los expendios y los consumidores, pero nada justifica que los delincuentes vengan a matar a nuestros compañeros”.

Estos homicidios y amenazas se configuran para los líderes en una forma de exterminio físico y cultural de los pueblos indígenas en Colombia, por lo que se pondrá en marcha una proceso de divulgación nacional de la problemática en busca de crear las acciones políticas necesarias para generar soluciones.

Las noticias del Suroeste antioqueño están en Conexión.

Deja un comentario